Skip to content

CON CELEBRACIÓN JUNTO A SUS TRABAJADORES MINERA TRES VALLES
CULMINA MES DE LA MINERÍA

 

La tradición minera conmemora durante todo agosto a los trabajadores y trabajadoras que diariamente cumplen funciones al interior de las faenas a lo largo del territorio nacional.

Con el objetivo de agradecer el esfuerzo y dedicación constante que dispone cada uno de los integrantes de la empresa, Tres Valles realizó el pasado martes 28 de agosto una cena de camaradería para finalizar la celebración del mes del minero.

En la oportunidad, se entregaron reconocimientos a 6 trabajadores destacados de las áreas de planta, mina y administración, junto con la condecoración a la responsabilidad y a los 10 años de trayectoria al interior de la empresa.
El Gerente General de Minera Tres Valles, Luis Vega Muñoz, agradeció la participación de todos los asistentes, representantes de las empresas contratistas y organismos colaboradores, junto con destacar el compromiso de cada uno de los trabajadores y trabajadoras en sus labores diarias al interior de la compañía.

Celebración de San Lorenzo

El 14 de agosto la comunidad minera de Tres Valles conmemoró a su patrono San Lorenzo, en una emotiva misa celebrada en las nuevas instalaciones de El canelo. Durante la ceremonia los asistentes encomendaron su labor al santo a través de la bendición de una nueva imagen, figura que fue donada por la empresa contratista TIEx y que será dispuesta al interior de la faena.
San Lorenzo, considerado santo patrono de los mineros, fue un sacerdote español a cargo de la administración de los bienes de la Iglesia. La historia cuenta que el emperador Valeriano solicito a Lorenzo los tesoros de la iglesia católica, él respondiendo este mandato, reunió a los pobres, ancianos y enfermos, para presentarlos ante Valeriano como el tesoro más preciado de la iglesia. Frente a esta desobediencia, el emperador condenó al sacerdote a morir en una parrilla ardiente, un día 10 de agosto, si bien aún no se conoce el por qué San Lorenzo, es denominado como el protector de la minería, muchos relacionan la acción de enterrar los tesoros de preciosos metales pertenecientes a la iglesia, con el trabajo que a diario realizan los mineros.